• Los emprendedores seleccionados pasan a formar parte del programa Ineustar-Pioneers Basque Country
  • Reciben 40.000 euros y el asesoramiento del CERN, una de las referencias mundiales en investigación científica

BIC Araba, en colaboración con Ineustar, ha seleccionado tres proyectos empresariales para formar parte del programa Ineustar-Pioneers Basque Country. Una iniciativa que tiene como objetivo apoyar el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales basadas en las tecnologías CERN, uno de los laboratorios referentes a nivel mundial en investigación científica.

Los tres proyectos, que han ganado el #CERN2B Challenge van a recibir una ayuda económica de 40.000 euros y el asesoramiento empresarial de BIC Araba. Y además contarán con el apoyo tecnológico de Ineustar, la asociación española de industria de la ciencia, entidad que lidera el proyecto de emprendimiento del CERN a nivel estatal, así como de la propia infraestructura científica, con sede en Ginebra.

El CERN es una de las referencias mundiales en investigación científica que desarrolla una larga lista de tecnologías, llamadas a ser explotadas en clave de negocio. Y precisamente los tres proyectos seleccionados han elegido alguno de estos desarrollos para poder adaptarlos contribuyendo a su mejora y la verdadera transferencia tecnológica.

Propuestas seleccionadas

El jurado, formado por representantes del CERN, Ineustar, la UPV/EHU, la universidad de Deusto y BIC Araba, eligió tres planes de negocio entre la decena de propuestas presentadas a la convocatoria #CERN2B Challenge.

Inalia es el proyecto de dos ingenieros alaveses: Alex Anda y Jaime Fernández para desarrollar productos para la resolución de problemas de ingeniería. Creada hace tan solo tres meses, esta joven empresa se ubica en las instalaciones de BIC Araba y pone el foco en la durabilidad de los sistemas industriales. Sus productos se enfocan a aquellas industrias que cuenten con uniones atornilladas críticas de difícil acceso y con un coste de mantenimiento elevado. Una parte importante de sus soluciones se basa en una plataforma on line, cuya tecnología ya ha sido desarrollada y probada por el CERN.

Dryfing es un sistema ecológico para el secado rápido, limpieza y desinfección de los neoprenos tras la práctica deportiva. Su impulsora es Naia Espinosa, una joven recién graduada en ADE y aficionada al surf, que hace dos años ganó el programa Explorer Araba. Junto al emprendedor Juanjo Torres, trabaja con un equipo de ingeniería para crear el primer prototipo del sistema en el que aprovecharán las tecnologías disruptivas del CERN en la desinfección de tejidos.

Arranobox surge de la idea de un equipo de ingenieros vascos: Laurentzi Martínez, Borja Tornero, y Jaime López, con el objetivo de optimizar la búsqueda de documentación interna.

BIC Araba es una sociedad pública participada por Gobierno vasco a través de SPRI, la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Desde 1988 apoya la creación y consolidación de iniciativas empresariales innovadoras y de base tecnológica en Álava.